NOVA Salud
Prevención de muerte súbita

El primer adolescente de América Latina en recibir un implante de cardiodesfibrilador subcutáneo es de Chubut

El implante subcutáneo se coloca debajo de la piel en la zona torácica, pesa 130 gramos y consta de un catéter y un generador. (Imagen ilustrativa).

Se implantó por primera vez en América Latina un cardiodesfibrilador subcutáneo en un adolescente con miocardiopatía hipertrófica para prevenir la muerte súbita. El procedimiento estuvo a cargo de profesiones del ICBA, Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, quienes, al evaluar el historial médico del paciente y sus antecedentes familiares, decidieron que ésta era la mejor opción terapeútica.

“Cuando el paciente llegó al ICBA realizamos una evaluación exhaustiva del mismo, y analizamos los antecedentes familiares. Así, descubrimos que había antecedentes de muerte súbita en la familia. Frente a esta situación, con el equipo médico de cardiopatías congénitas del instituto,  decidimos que la mejor alternativa era el cardiodesfibrilador implantable subcutáneo, un dispositivo que se introduce debajo de la piel en la zona torácica y pesa 130 gramos/ 55,9 cm3, y permite sensar el ritmo cardíaco y dar una descarga cuando detecta una arritmia maligna que pone en riesgo la vida del paciente”, comentó la doctora María Amalia Elizari, jefa de la Sección Cardiopatías Congénitas del Adulto del ICBA.

El dispositivo subcutáneo permite detectar alteraciones en el ritmo cardíaco del paciente y efectuar, en caso que sea necesario, una descarga eléctrica para prevenir la muerte súbita. Además, reduce el riesgo de infecciones que pueden afectar las válvulas cardíacas y la estrechez de las venas que llegan al corazón; al mismo tiempo que evita remover catéteres en el futuro cuando el adolescente crezca, frente a  posibles desplazamientos o fracturas, que en el caso de un dispositivo convencional se encontraría dentro del corazón.

“Es la primera vez que en América Latina este tipo de procedimiento se realiza en un adolescente y estamos muy orgullosos de haber sido parte de este hito. El procedimiento se llevó a cabo los primeros días de octubre y estuvo a cargo de la doctora Mónica Benjamín y el doctor Santiago Rivera, quienes forman parte del Servicio de Electrofisiología. Afortunadamente, el paciente recibió el alta al día siguiente, y evoluciona de manera favorable”, finalizó  la especialista.

El joven, oriundo de nuestra provincia, se convirtió así en el primer adolescente  en quien se realizó un implante de este tipo en América Latina.

El paciente había sufrido desmayos mientras practicaba actividad física y mientras caminaba, síntomas de la miocardiopatía hipertrófica, que se caracteriza porque el músculo del corazón tiene un engrosamiento anormal, y es una de las cardiopatías congénitas heredofamiliares más frecuentes.

Tras la consulta médica en Chubut, la familia fue derivada para evaluación al ICBA, que cuenta con un área de atención de pacientes portadores de cardiopatías congénitas y una Clínica de Miocardiopatías que atiende a pacientes a partir de los 14 años, y brinda asistencia integral para el diagnóstico y el tratamiento de estas patologías.

Lectores: 113