Política
Mejor hablar de ciertas cosas

Los errores continuos de Arcioni y la desesperanza de la oposición

  • La visita a Chubut del gobernador, Juan Manuel Urtubey aún no se entiende. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 3
  • El kirchnerismo intentó tener su "Hay 2019" a lleno total. Martín Buzzi junto a Ricardo Trovant. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 3
  • La UCR de Chubut analiza separarse de Cambiemos por la crisis. Gustavo Menna. (Foto Archivo NOVA)
    Foto 3 de 3

Chubut acaba de demostrar que siempre se puede estar peor. Las últimas visitas de referentes nacionales lo han demostrado. Las declaraciones fallidas del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey de que “Chubut está saliendo de una crisis muy fuerte” no es más que demostrar que llegó a tierra chubutense sin saber realmente donde estaba y mucho más cuando intentó instalar la posibilidad de que la minería es sana ejemplificando su propia provincia norteña. Se olvidó que estaba en el sur de la Argentina.

“Este Urtubey habló de la crisis que pasó y los empleados estatales insultan a los cuatro vientos al gobierno de Mariano Arcioni que no para de pagar los sueldos de manera escalonada desde hace más de tres meses y hasta existen fuertes rumores de que el gobernador tiene toda la plata para terminar con esa medida, pero no lo hace por una jugada política”, indicó un viejo consultor político de Comodoro Rivadavia.

También muchos se acordaron del arribo del líder del Frente Renovador, Sergio Massa quien hizo un recorrido más extenso por el Valle del Chubut y Comodoro. “Por lo menos sabía dónde estaba parado, conocía algo de Chubut”, señalaron parte de funcionarios provinciales. Estas visitas nacionales y la inexplicable cortesía del actual gobernador, no hace más que multiplicar la incertidumbre sobre hacia donde realmente quiere ir como gobernante y mucho más; saber si el esperado bienestar de los casi 600 mil chubutenses está asegurado o mejor dicho, si está por venir.

Buscando credibilidad

Dentro del panorama de la oposición provincial, por estos días se realizó el encuentro “Hay 2019” que tuvo un fuerte tinte kirchnerista y que pretendió aglomerar a todo el justicialismo en la ciudad de Comodoro sin conseguirlo.

Si bien se vieron a kirchneristas puros como el propio intendente anfitrión, Carlos Linares, el asesor municipal de Rawson, Norberto Yauhar y hasta el ex gobernador, Martín Buzzi, faltó la unión creíble y algunos nuevos cuadros que no comulgan con la soberbia de los “viejos caudillos” que no quieren dejar su lugar sin entender que “pueden estar, pero no molestar como lo están haciendo”, dijo un reconocido e histórico dirigente peronista. “Yo lo entiendo muy bien y sé que lo único que puedo hacer es acompañar a las nuevas generaciones, la tan necesitada renovación porque sino no ganamos ni vamos a volver jamás a gobernar”, sentenció.

Ya se sabe que dentro del justicialismo ya se anotaron para intentar llegar al sillón de Fontana 50 dos mujeres con características distintas como Rossana Artero y Nancy González. Y vienen sonando por debajo las figuras de Javier Touriñan y Omar Burgoa.             

Ni el cambio sirvió

Hace un año, Cambiemos Chubut había pasado su primer examen con una campaña light, sin el fervor de los actos masivos con globitos de la Capital Federal, pero que les sirvió para instalar la imagen de Gustavo Menna como candidato a diputado Nacional, acompañado por Sonia Cavagnini, quien había sido puesta por el PRO Chubut.

Lo sorpresivo es que Menna había logrado el tercer lugar con un 25,72 por ciento de los votos, segundo el candidato de Chubut Somos Todos, Arcioni con un 26,93 por ciento y primero el Frente para la Victoria con Ricardo Fueyo al frente con un 32,95 por ciento. Pero dos meses más tarde, el Frente para la Victoria obtendría su peor derrota contra Chubut Somos Todos.  

Desde octubre del 2017 hasta la fecha, muchos pensaron que Cambiemos Chubut lograría ingresar fuertemente en el respeto de la sociedad chubutense, pero sin embargo producto de las grandes equivocaciones del gobierno comandado por el señor presidente, Mauricio Macri todo el capital electoral logrado hace dos años hoy está en su etapa de desilusión total. Hasta el punto que ya se empieza a hablar de que la Unión Cívica Radical analiza profundamente su desprendimiento de la alianza con el macrismo, al menos en Chubut.

Ya es vox populi, que durante este fin de semana comenzaron a explotar por las redes sociales y hasta en algún que otro canal de tv nacional que el ex embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau ya se estaría preparando para ser el candidato principal a presidente de la Nación en el 2019 por el radicalismo. El tiempo lo dirá y seguramente en el centenario partido en su regional chubutense tiene pensado dar un salto de calidad y adelantarse. Lo veremos.   

El año 1999

Y si de radicalismo se habla, algunos referentes históricos en los últimos días se atrevieron a recordar que desde octubre de 1999 no se había visto “un resultado tan positivo como el logrado en octubre del año pasado”. Hace 18 años Carlos Maestro y Rafael Cambarieri se alzaban con el triunfo en las candidaturas a diputados Nacionales arrasando por la mayoría y por la minoría repetía su mandato, Mario Das Neves que tuvo que esperar hasta la madrugada para saber si ingresaba en el Congreso de la Nación.

De alguna manera el resultado de Cambiemos Chubut generó cierta esperanza camino al 2019 y muchos aseguran que puede llegar a ser de la mano del abogado comodorense y actual diputado Nacional, Menna. Su candidatura logró que las diferentes fracciones en las que se ha dividido por desinteligencias internas la Unión Cívica Radical en el 2003, se unieran en su apoyo en el convencimiento que se estaba frente a un momento en que las apetencias personales había que dejarlas de lado. Eso sí, esperan que sea candidato de boina blanca y sin globos amarillos.

Lectores: 326