Política
Elecciones 2019

Las malas palabras llegaron a la etapa electoral

Manuel Pagliaroni y Carlos Wohn, salieron al cruce por los dichos de Adrián Maderna.

El intendente de Trelew, Adrián Maderna habló públicamente de que “el enemigo es Cambiemos, es (Mauricio) Macri, es (Gustavo) Menna, es (Germán) Larmeu” y desató un reproche y un rechazo unánime del sector político provincial.

Para Carlos Wohn, el precandidato a gobernador por el Partido Independiente del Chubut, “son palabras muy desafortunadas porque en la política jamás debe haber enemigos” agregando que “además muestra que el señor intendente está constantemente pensando que un pensamiento distinto al suyo pone a la persona como enemigo, como en tiempos de guerra. Y en política hay adversarios y por una etapa electoral. Creo que no ha aprendido nada de cómo se debe actuar en democracia y eso que encabeza las decisiones por las cuales dependen más de 90 mil trelewenses”.

El referente de la Corriente Nacional “Martín Fierro”, el joven Martín Majersic sostuvo que “acciones y menos este tipo de declaraciones tienen que seguir teniendo lugar. Hablar de enemigos nos retrotrae a la década del 70, a la etapa de una dictadura inhumana cuando detrás de las palabras venía la violencia de manera contundente e imparable. Debemos dejar atrás este tipo de acciones, por el bien de la democracia y por una mejor convivencia de los trelewenses”.

El diputado provincial de “Cambia Chubut”, Manuel Pagliaroni rechazó las declaraciones de Maderna sosteniendo que “es terrible que una autoridad y sobre todo de una ciudad que se ha destacado por la lucha contra este tipo de acciones, vea a la oposición como enemigos. Pensé que esa época donde se utilizaban estas palabras despectivas se había terminado. Lamentable, creo que el señor intendente se tiene que dedicar a mirar mejor la realidad, a entender lo que es vivir en democracia y no pensar en destruir a los que piensan distinto. Una lástima que se llegue a esto en los tiempos que corren”.

Fuera de lugar 

El candidato a gobernador, Gustavo Menna, principal agredido verbalmente de parte del intendente, dijo que “las expresiones de Maderna son lamentables. En lugar de hacer las obras que tiene que hacer para que Trelew no se quede sin agua y evitar que se pierdan días de clases y los comerciantes días de trabajo, se dedica a hacer descalificaciones propias de un fascista” asegurando que “además demuestra hipocresía porque en el último año se la pasó peregrinando por el Ministerio del Interior de la Nación, tramitando apoyos en Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y obras durante su gestión, a cambio de ofrecer apoyo político”.

Menna manifestó que “sus palabras están fuera de lugar y con una falta de respeto por los representantes políticos, porque creo que debe pensar de todos los políticos de otras fuerzas de la misma manera. Claros enemigos”.

Lectores: 815

Envianos tu comentario