Información General
Padre y familiares involucrados

Grave denuncia de una madre desesperada por el abuso a sus hijos en Córdoba y el abandono de la Justicia

Presentación judicial en la provincia de Córdoba por parte de la madre de los pequeños. (Foto: NOVA)

El pedido desgarrador y desesperado de una mamá, F.M, por el abuso de su ex pareja, C.C, a sus pequeños hijos de 5 y 7 años, en la localidad cordobesa de Carlos Paz, donde la Justicia de allá y de Trelew, no ponen cartas en el asunto, pese a que está demostrado el abuso sexual de los niños, tanto por médicos pediatras, psicólogos, miembros del colegio como docentes y terapeutas, y demás profesionales en la materia.

Según el relato de la mamá a NOVA, sostuvo que "cuando mi hijo tenía aproximadamente 4 años, vino de una visita en la casa con el papá, porque tenían un régimen comunicación de dos días a la semana y fin de semana por medio, con lesiones en los genitales. Le consulté al padre y no supo explicarme, no tenía ni idea".

A partir de allí, luego de los dolores constantes del pequeño en esa zona, "lo tuve que llevar al hospital Gumersindo Sayago de Carlos Paz. Cuando lo revisa la pediatra de guardia, me dice que por la edad que él tenía no podía haberse lesionado él solo y si yo confiaba en el padre o tenía alguna sospecha. Justo había un policía por otro motivo, le consultan sobre cómo actuar por la gravedad de lo sucedido y me dice que va a venir un patrullero y me va a llevar a la comisaría para que me tomen una declaración porque él es un menor".

"Pasan los años y yo notaba comportamientos de mis hijos que me llamaban la atención, cosas que ellos decían. Notaba que se vomitaba cuando venía de la visita con el padre, que se hacía pis encima, que no dormía de noche, que tenía pesadillas, que en varias oportunidades no quería ir con el papá", indicó la madre.

Luego de un episodio en el colegio del nene mayor, la mamá habla con él, le pregunta de dónde sacaba esas cosas y "me dice que las sacaba del padre. Que lo encerraba en el baño y lo manoseaba" agregando que "desde el colegio ya se lo ha contado a la maestra que el papá le toca las partes íntimas y le contó a la maestra de música también".

Desde ese momento, se denunció en el mes de abril del 2018 en Carlos Paz y se procedió a todas las vías judiciales y de investigación sobre el caso de los pequeños, ya que un mes después, también se sumó el otro hijo más chico con las mismas características de abuso por parte del padre "contando que le pasa exactamente lo mismo".

De esta manera, con todas las pruebas recolectadas mediante terapia por parte de la psicóloga, la jueza de Familia Viviana Rodríguez intervino en el caso, pidiendo una revinculación y "pedimos que se suspendiera lo familiar, hasta tanto se resolviera la causa penal". También “manda a vincular a los niños con acompañantes terapéuticos, llamadas vinculaciones forzadas”.

La situación actual es que estando de vacaciones en Trelew, los hijos le manifestaron que no quieren regresar a Córdoba, no quieren ver al padre y hasta quieren sacarse el apellido, "siendo indicios de que ellos quieren despegarse de todo lo vivido" en Córdoba. "Empezamos una vida acá, mando un certificado de la comisaría con toda la documentación del colegio, de que empezaron fútbol y de que ellos ya tenían una vida acá".

"Nosotros pedimos que el centro de vida de los chicos esté acá, pero la jueza de Familia Silvia Teresita Apaza rechaza, se declara incompetente y de Carlos Paz piden que el centro de vida esté allá y se vuelvan" agregando que "charlando con mis hijos acá que estaban involucrados familiares de los nenes".

No obstante, pese a la ampliación de la causa, "lo acompañamos con una medida cautelar, pidiendo que la jueza escuche a los chicos, y no solo que ella rechazó todo en 24 horas, sino que solicita que de forma urgente se apruebe el oficio y sean devueltos los chicos".

En la continuidad de los hechos "se habló con la Asesoría de Familia de Trelew donde se encuentra Fernanda Baskov y Pablo Rey, quienes dijeron que se declaren también incompetentes y que ellos no van a ayudar a los chicos ni van a intervenir". Además, “desde la Fiscalía Penal, donde el secretario Rubén Cola quien lleva mi caso no me quiso atender ni escuchar a los chicos. Allí no se preserva los derechos de los niños, sobre todo en lo psicofísico”.  

De esta forma, queda demostrado como la Justicia se lava las manos y ni siquiera toma en cuenta los informes donde se demuestra el abuso de los pequeños, ni tampoco, escuchan a los nenes que denuncian en primera persona el martirio que vivieron con su papá y la familia. Una madre desamparada, destrozada, y sin ayuda de nadie, luchando por sus hijos como una gran leona. Además, la preocupación de que “existe un oficio para que les entregue los niños a personas que fueron posibles abusadores y cómplices”.  

Lectores: 659

Envianos tu comentario