La Provincia
En defensa del agua

Asambleístas denuncian avance exprés del proyecto de Arcioni en favor de la megaminería

La población está en estado de alerta para “defender el río, el agua, el territorio, para que aparezcan otras formas de desarrollo”.

Por estas horas, la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut (UACCH) se declaró en estado de alerta máxima y movilización ante el intento del Gobierno de Mariano Arcioni de pretender imponer una ley que permite la zonificación del territorio en favor de la explotación minera, en perjuicio del ambiente y las comunidades.

El proycto del oficialismo entró formalmente a la legislatura el 24 de noviembrey es cuestionado porque dañaría la meseta ubicada en el centro norte chubutense donde viven las comunidades mapuches tehuelches. La firma Pan American Silver, de capitales canadienses, instalada en la provincia desde 2009, tiene grandes intereses ahí para extraer plata, plomo y cobre.

De acuerdo con la UACCH, al proyecto de zonificación minera le intentan hacer un tratamiento exprés para aprobarlo antes del 10 de diciembre. Tal es así que pasó a una sola comisión de Recursos Naturales y Medio Ambiente, presidida por el justicialista Carlos Eliceche.

Mientras que el proyecto presentado por iniciativa popular, el 18 de octubre, fue ninguneado y recién fue registrado en mesa de entradas el 24 de noviembre y pasó a 3 comisiones. Así las cosas, los dos proyectos tomaron estado parlamentario, pero la norma del oficialismo es la que avanzará.

Ángel Cayupil, de la UACCH, le aseguró a NOVA que “en estos momentos se está activando más fuerte la alerta ente el peligro que avance el proyecto del gobierno provincial”y en las últimas semanas “han crecido las movilizaciones en rechazo a la zonificación”.

Desde el Ministerio de Seguridad, a cargo de Federico Massoni, la única respuesta a la movilización popular ha sido la represión. Ese mismo 24 de noviembre, manifestantes que volvían de Rawson a Trelew sufrieron persecución de la policía. Dos asambleístas fueron golpeados y derivados a la comisaría de Rawson, pero quedaron libres por la presión social.

“Hablamos de un territorio donde hay nucleadas al menos 9 comunidades mapuches - tehuelches que vienen sosteniendo un estilo de vida ancestral que pretenden continuar, que tiene que ver con su cosmogonía y para eso es clave la cuestión del agua”, manifestó Cayupil.

Además, por las exploraciones mineras, se vería afectado el agua del deshielo y el río Chubut. Debajo de la meseta que se pretende explorar está ubicado el Acuífero Sacanana, que es una gran riqueza y valor para la preservación de la vida, en un territorio que mantiene su ecosistema.

Recientemente se conocieron las argucias del gobierno de Arcioni para tergiversar un estudio sobre la calidad de vida en la meseta de Guillermo Velázquez (CONICET), quien aclaró que su trabajo no avala la megaminería como solución a la problemática social de la provincia.

En medio de esa situación, la mañana de este martes 1 de diciembre hubo sesión virtual de la legislatura provincial, donde quedó en claro que el proyecto avanzaría con la venia de legisladores peronistas y de Juntos por el Cambio, que apoyan el proyecto, aunque el PRO pidió que se retire el proyecto de zonificación la semana pasada

Al igual que el “Proyecto Navidad”, hay en carpeta otros cientos de proyectos más cercanos al río Chubut y son más peligrosos, por lo que la población de Chubut se prepara para resistirlo. Tal como ocurrió en el plebiscito de Esquel en 2003, que se convirtió en Ley Provincial ex 5001, mediante la cual se prohíbe la megaminería a cielo abierto con uso de cianuro en la provincia.

La población está en estado de alerta para “defender el río, el agua, el territorio, para que aparezcan otras formas de desarrollo”, porque desde siempre, “estos territorios nunca han tenido la asistencia de la política pública y, llamativamente, aparecen ahora”, vociferó Cayupil.

 

Lectores: 312

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: