Política
Federico Massoni encabezó la denuncia

Nacho Torres en la mira por una supuesta evasión de 4500 millones de pesos

Ignacio Torres, senador nacional por el PRO. (Dibujo: NOVA)

El ex ministro de Seguridad del Chubut, Federico Massoni viene encabezando una lucha contra un grupo de empresarios y entidades relacionadas a la pesca, quienes están con la lupa encima por una posible evasión de impuestos y la existencia de una sociedad que tendría a una figura sumamente importante en la política chubutense.

El senador Nacional, Ignacio Torres aparecería en esa firma, la cual tendría vínculos sospechosos y que la AFIP debería investigar, ya que se mueven cifras monstruosas y que no estarían del todo claras.

Según indica el portal de noticias Data Clave, la denuncia de Massoni apunta directamente contra el ex secretario de Pesca de la Provincia del Chubut y actual miembro del Consejo Federal de Pesca, Adrián “Chuchi” Awstin, el actual secretario de Pesca, Gabriel Aguilar; Matías Cereseto, Sergio Gustavo Pantano, Gustavo Alejandro González, Exequiel Jaroslavsky, Diego Martín, Alejandro Suárez, Ricardo Travesini, Marcelo Ortega, Magdalena Salaberry, algunos integrantes y directivos de Cámara de la Flota Amarilla de Chubut.

“Podríamos estar ante la comisión de los delitos de: Asociación ilícita (art. 210 CP), evasión impositiva provincial, incumplimiento de los deberes del funcionario público y abuso de autoridad (248, 248 bis, sig. CP), cohecho activo y pasivo (art. 256 CP), enriquecimiento ilícito (art. 268 CP)”, señala la presentación judicial.

Y además, agrega: “Los delitos no podrían llevarse a cabo sin la connivencia de funcionarios públicos de alto rango, los que a través de su cargo le permitirían tener el control y manejo de la actividad pesquera en el Puerto de Rawson, a su ‘piacere’”.

Más allá de esta situación, Ignacio Torres apunta contra Mariano Arcioni, actual gobernador del Chubut, tratándolo de ser el cabecilla e ideólogo de esta “persecución” hacia su persona. Y como si fuera poco, manifestando la poca credibilidad del ex ministro, quien en su momento era “Rambo”, luego el Pastor Giménez y declinando en un “chanta”.

Esta novela lleva varios capítulos, pero recién estamos en el comienzo, todavía falta mucho y la Justicia deberá actuar, mejor dicho, hay que dejarla encaminar su investigación en conjunto con la AFIP.

Lectores: 968

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: