Opinión
Opinión

No hay democracia en la policía chubutense

Carlos Michia (izquierda).

Por Carlos Michia (*), especial para NOVA.

Hace un año se gestaba un desalojo violento, ilegal, que dejaba como saldo dirigentes sindicales policiales detenidos.

El gobierno de Martín Buzzi, en complicidad con la jefatura policial, organizaba un desalojo sin orden judicial. De madrugada, y de forma cobarde, demostrando no tener capacidad para negociar con dirigentes sindicales policiales que solo pretendían llevar para el sector dignidad laboral y justicia salarial, se llevó a cabo el desalojo.

Todo terminó con el saldo de cuatro dirigentes privados de la libertad por el solo hecho de usufructuar el derecho de peticionar a las autoridades.

No hay democracia en la policía chubutense, eso está demostrado y el gobierno provincial, en forma arbitraria, no respeta derechos, además usa alcahuetes para dividir y de esa manera sigue reinando.

Lectores: 348

Envianos tu comentario