Correo de Lectores
Grave acusación

Tiempos violentos en la Dirección General de Rentas

El cartero de NOVA. (Dibujo: Rocchia)

"El día 5 de marzo, el personal de la Dirección General de Rentas (DGR) del Chubut nos reunimos en asamblea a fin de considerar la grave situación que estamos viviendo: nos adeudan dos meses de sueldo y no hay información sobre el pago del adicional Fondo estímulo.

Durante la realización de la asamblea, el director general Gerardo Minnaard se presentó en la misma, argumentando que es un compañero más, y comenzó a tratar de impedir medidas de fuerza fundadas en el legítimo derecho que tenemos los empleados de reunirnos y reclamar por lo que consideramos vulnera nuestro derecho básico como empleados: el sueldo.

En esa postura, el director Minnaard solicitó el listado de empleados asistentes a la asamblea, firmado por cada uno y con indicación de la votación a favor o no de realizar medidas de fuerza. Además, dijo que, en caso de decidirse una medida de fuerza, se frenarán todos los trámites de exptes de recategorizaciones de personal, así como también se interrumpirá el pago del adicional Fondo Estímulo.

Con la misma violencia, la directora de Recaudación Cecilia Nudelman agredió verbalmente al compañero de trabajo y delegado gremial de ATE, gritándole “caradura” frente a todos los presentes, recriminándole por estar en la asamblea y por acompañar a quienes consideramos que correspondería efectuar una asamblea y una retención de servicios.

La situación es insostenible, dos meses de sueldo adeudado, incertidumbre y falta de previsibilidad respecto del cobro de nuestra remuneración y violencia y persecución por parte de los directores de la DGR.

Ninguno de nosotros queremos dejar de cumplir nuestras tareas, y destacamos que siempre nos hemos reunido y manifestado con el mayor respeto hacia las autoridades cumpliendo con las tareas técnicas con responsabilidad y sin alterar ni afectar la recaudación provincial.

Este atropello es inadmisible y violenta no solo el derecho al salario y a reclamar ante el incumplimiento de su pago, sino que también pretende instalar el miedo a manifestarse y a perder la fuente de ingresos vulnerándose nuestro derecho a la libre expresión -derecho humano consagrado en la Constitución Nacional-.

En medio de la grave crisis económica, esta vulneración de derechos es propia de un régimen fascista".

Personal de la Dirección General de Rentas.

Lectores: 912

Envianos tu comentario