Tecnología
Secundaria Técnica N° 748

Una máquina para regenerar heridas: la genialidad que diseñaron estudiantes de Trelew

“Electro VRC” es el prototipo de una bomba de presión negativa cuyo objetivo es la regeneración de heridas.

Abel Corvalán, Aldana Culinao y Brian Vallejos Sosa son los estudiantes de 6º año de la Escuela Secundaria de Educación Técnica Profesional Nº 748 de Trelew (ex-ENET Nº 1) que realizaron “Electro VRC”, el prototipo de una bomba de presión negativa cuyo objetivo es la regeneración de heridas.

Se trata de un notable proyecto que les demandó un año de trabajo y que recientemente fue exhibido en el marco de la tradicional EXPO ENET, el ámbito donde anualmente los jóvenes que cursan el último año de estudio en el establecimiento educativo, presentan los proyectos finales con que concluyen su carrera.

Sobre cómo llegaron a elegir el proyecto, los chicos recordaron: “A principios de año comenzamos a buscar ideas sobre qué prototipo hacer. Para eso nos contactamos con un exprofesor del colegio, Héctor Vicente, y él nos derivó con un técnico, también egresado de la escuela, Germán Filipe.

Él nos sugirió la posibilidad de solucionar problemas en el área de Electromedicina, y uno de los aparatos que era más costoso y más importante era precisamente la bomba de presión negativa. Al ver su factibilidad y el propósito, decidimos seguir adelante con este proyecto”, dijeron a Canal 3 de Trelew.

Así en una primera instancia realizaron un preproyecto para evaluar la factibilidad del producto. Pasada esta etapa, se inició el desarrollo técnico de circuitos, motores y carcaza, hasta lograr el prototipo.

Consultados con respecto a la posibilidad de que pueda ser producido, los estudiantes aseguraron: “El aparato está realizado. Pero existe la posibilidad de comercializarlo, es decir de llevarlo a la producción. Lo que hay actualmente es importado, así que podemos tener uno hecho en Chubut por gente de Chubut”, expresaron.

Se trataría de un paso importante para el acceso a la salud y la reducción de costos, ya que se estima que quince días de tratamiento con ese sistema tienen un valor de entre 40 y 70 mil pesos de acuerdo a la marca.

El aval del doctor

Para concretar la iniciativa los estudiantes contaron con el asesoramiento de varias personas, entre ellas el médico cirujano Carlos Moya, quien destacó el trabajo de los jóvenes.

“Estos chicos tuvieron la iniciativa de generar este aparato, que es de alto costo, y que soluciona heridas graves. Esta bomba facilita el cierre de las heridas. Lo que podría llevar seis meses de tratamiento, el aparato lo consigue en quince días”, destacó el doctor en diálogo con el mencionado medio patagónico.

Finalmente, Moya mencionó que “la última noticia a nivel mundial es que este año este aparato se ha determinado como la primera línea en un tratamiento de grandes heridas. Directamente se comienza con el VAC (por sus siglas en inglés) por el gran resultado que tiene y el corto plazo en el que soluciona el problema”. (InfoGei)

Lectores: 667

Envianos tu comentario