Correo de Lectores
Mejor hablar de ciertas cosas

En busca del recambio necesario con sentido común

Las urnas hablaron durante el último fin de semana. (Foto: NOVA)

Los resultados de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias 2021 evidenció que lentamente la política va tomando un “nuevo color” y el recambio generacional muchas veces reclamado parece que está apareciendo, y más allá de este momento donde se peleará por una banca en el Senado y en la Cámara de Diputados de la Nación.

Al mejor estilo de los encuentros desarrollados en la década del 90, por un lado, el radicalismo como por el otro el peronismo han intentado convocar a los “mejores” que pudieron no sólo participar en una elección de medio turno sino además que reinicien un camino de esperanza hacia el 2023.

Muchos destacan dentro del justicialismo a figuras como Florencia Papaiani y Emanuel Coliñir, quienes fueron parte de una de las dos listas del Frente de Todos.

Y en el horizonte de la Unión Cívica Radical, se destaca el Presidente del Concejo Deliberante de Rawson, Mauro Martínez Holley, nacido en el mundo de la vuelta de la democracia quien supo entender la situación en el momento de tomar “decisiones concretas” con madurez para mantener un cierto rumbo del cuarto Concejo Deliberante de peso en una provincia en crisis.

También se resaltan nombres como el actual intendente de Rawson, Damián Biss, quien ingresó al ruedo enfrentando una de las peores situaciones económicas que dejó la anterior gestión de Rossana Artero y que con paciencia, perseverancia y mucho trabajo pudo salir adelante y apagar el incendio económico social que hace dos años se había desatado en la ciudad Capital del Chubut.

Además, conformó un gabinete no sólo con radicales de paladar negro sino que entendiendo los nuevos tiempos convocó a ex segundas líneas del justicialismo, al vecinalismo e independientes. “La construcción se hace con todos los factores que mueven a una comunidad, y por supuesto que tengan ganas de construir, no de destruir. En una gestión no tiene que haber colores, ni tampoco mejores, ni peores”, destacó en su momento el joven político.

Parecida situación tuvo el intendente de Gaiman, Darío James y hoy puede mostrar un cambio positivo en una de las elementales localidades con historia del Valle.

El intendente de Rada Tilly, Luis Juncos, es otro perfil que se acopla a la renovación.

También dos de los fenómenos claros en el horizonte político chubutense son el del arrasador triunfador por un lugar en el Senado de la Nación como Ignacio Torres y otro caso es el rostro de la actual subsecretaria municipal de Rawson, Laura Mirantes quien se integró a la arena política en la lista de “Juntos por el Futuro” logrando un muy buen resultado en su precandidatura para el Consejo de la Magistratura de la circunscripción Trelew – Rawson.

El manejo efectivo y silencioso

Y más allá de las imágenes positivas para la gente de los principales precandidatos que pasaron el primer paso electoral para llegar al 14 de noviembre, no hay que olvidarse de los clásicos “operadores” que fundamentalmente representan el 50 por ciento del trabajo de instalación que posteriormente provoque la aceptación de los ciudadanos al momento de pensar el voto.

En esta oportunidad, debemos decir que todos los precandidatos en todas las categorías han tenido los suyos y en su mayoría con imagen completa de cuerpo entero.

“Han sido inteligentes para el trato, entendibles con el mensaje comunicacional, silenciosos y todo terreno durante las veinticuatro horas atentos a los pasos de sus candidateables y cuidando que no tuvieran tropiezos”, resaltó un viejo “negociador” de la política.

El hombre reconoció que “esta generación va entre los 30 y 50 años de edad, con cierta experiencia que no quiere decir que no supieran bien lo que tenían que hacer. Algunos con mucha herramienta monetaria y otros a todo pulmón. Y algunos han conseguido en cierta manera su objetivo de manera solitaria. Y eso que según lo he hablado, muchos de los operadores no fueron incorporados a la tarea total en las listas y se dedicaron a manejar con capacidad infalible solamente a sus figuras de una categoría y no les fue mal, pese a que eso puede ocasionar un problema de diferencias internas partidarias que pasa hasta el menosprecio”.

“Eso viene ocurriendo desde la última elección, unos se creen muy cráneos, que son contratados por sus grandes estructuras que venden humo, y sus grandes mesa de análisis que no asumen su soberbia y después vienen los lamentos ante la falta de humildad y conocimiento del ritmo político” realzando que “muchos operadores que tienen y entienden lo sanguíneo de la política, no hay dudas que son más efectivos que un analista que busca vender una empresa de marketing a cambio de una fuerte suma de dinero. Te puede resultar en un caso por mil y si bien podés lograr un triunfo circunstancial, lo claro es tener solvencia y no perder credibilidad como político y humano. Eso establece la sociedad”, sostuvo un ex referente histórico del peronismo retirado.

Un tiempo nuevo

El tiempo transcurre y ya se comenzó a rearmar los próximos pasos del mundo de la política con sentido reconstructivo y de poder ofrecerle un poco de oxígeno para “intentar explicarles” de alguna manera a algunos políticos con historia respetable que muchas veces actúan mal cuando buscan cerrar puertas a las nuevas ideas, nuevas creaciones, hasta llegar a las malas acciones. Y no se dan cuentan que de esa forma están agonizando de sentido común y de posibilidades de crecimiento conjunto, están atrasando a la sociedad que piensa por tiempos mejores.

En el presente es necesario seguir buscando políticos que tengan honestidad brutal, para que se genere confianza y credibilidad en los 600 mil chubutenses.

Como se puede ver, se va encaminando la situación y podemos afirmar que hay gente con ganas de hacer futuro.

Lectores: 1996

Envianos tu comentario