Correo de Lectores
Mejor hablar de ciertas cosas

Encuentros para tratar de reacomodar estructuras

Situación gráfica de algunos partidos en la provincia, luego de las PASO. (Dibujo: NOVA)

En los próximos días diversos representantes de las dos estructuras de trascendencia histórica que quedaron demacradas debido a la derrota electoral en manos del PRO Chubut como es el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical tienen programado diversos encuentros para “analizar” la situación y decidir qué rumbo a tomar de ahora en más, fundamentalmente sabiendo que el 2023 está a la vuelta de la esquina, más allá del turno electoral del 14 de noviembre.

Desde el sector del histórico referente radical, Mario Cimadevilla no dejarán de lado su punto de vista clásico acerca de que “el radicalismo es orgánico y se respetará la decisión partidaria, pero también se necesita la autocrítica de que algunos personajes provocaron cierto quiebre y que al menos tendrían que dar un paso al costado por el bien del radicalismo. Ni siquiera tendrían que hablar”, sostienen. Además de reconocer que “la gente no aceptó el circo mediático provocativo en el cual ingresaron y así castigaron”.

También se espera ver la reacción de parte del sector comandado por el intendente de Rawson, Damián Biss y del referente capitalino, Dulio Monti, quienes pudieron salvar la ropa con un triunfo en la ciudad capital de la lista de “Juntos por el Futuro”, distinto al panorama de Trelew, donde Ignacio Torres arrasó, sacándole al precandidato radical, Sergio Ongarato una ventaja de más de 4.800 votos.

En el “Pueblo de Luis”, la responsabilidad de la elección estuvo sobre las espaldas del titular del Comité local, el joven Gerardo Merino y otro histórico del radicalismo como Miguel Ramos.

Comentan que no más allá de este fin de semana, se podría llegar a realizar uno de los primeros encuentros de los popes de la UCR, incluida la ex diputada Provincial, Jacqueline Caminoa.

Desunidos no triunfaremos

Por el lado del justicialismo, las cosas pasaron a mayores con encontronazos después de que los propios militantes se acercaran al local central en la ciudad de Comodoro Rivadavia, reclamando “urgentes cambios de estrategia” y que el precandidato a senador, Carlos Linares renuncie a la Presidencia del PJ Chubut.

Esto provocó discusiones y hasta la intervención policial que tuvo que evitar que todo se convirtiera en un gran ring de combate.

También, el propio Linares intentó mediante un audio apaciguar las aguas y fue peor sobre todo cuando aclaró que “no debemos pelearnos entre nosotros y entender que este es un proyecto político que se compone en Comodoro a la cabeza con Juan Pablo Luque; en el Valle con Gustavo Mac Karthy, Adrián Maderna; en Madryn con Ricardo Sastre y seguramente habrá que corregir cosas”, señala.

En las próximas semanas se verá la programación de una reunión en la cual se espera que se le abra las puertas al “Frente de Mujeres Justicialistas” que lograron obtener más de 13.900 sufragios, que bien o mal pueden a llegar a servir en una contienda general y de importancia como la del mes de noviembre, como también para el futuro del peronismo chubutense.

Lectores: 2248

Envianos tu comentario